Destacado

Primera

No se me habría podido ocurrir…

Anuncios

Tengo una hermana menor. Fue su idea jugar con el orden de éstas 27 letras, unirlas por grupos y usar varios espacios entre ellos para empezar a contar, -desde mis ojos-, cómo giramos alrededor del sol y cómo sobrevivimos día a día en este punto azul pálido, como lo describió Carl Sagan, al ver la fotografía del Voyager 1, un 14 de febrero del 1990.

La ciencia y el arte están más unidos de lo que cualquier persona podría pensar, y desde mi punto de vista uno nace del otro. Ordenando y desordenando las 27 letras nuestras, intentaré resolver algunas vivencias que día a día experimentamos todos nosotros. Algunos de una manera y otros con diferente intensidad, pero todos observando lo mismo y reaccionando igual. ¿Cómo digo esto? Pues nuestros músculos faciales son los mismos, nuestros sistemas nerviosos son iguales. Huesos, órganos, tejidos, sistemas, todos compartimos la misma estructura. La crianza no, pero esa parte no la vemos hasta conocer a la persona.

Lo que vemos es lo que podemos de esa estructura que se nos presenta cuando conocemos a alguien y estrechamos una mano. Por ello, la vida, ciertamente, es una sorpresa, y no lo digo en un afán positivo y esperanzador, lo digo por que la vida te esconde todo y hay que ser un detective para poder entenderla, un guerrero altamente entrenado para sobrevivir y un valiente para seguir despertando y seguir viviendo.

Espero éste sea un blog que pueda restituir la esperanza que muchos hemos perdido, aunque ésta sea una emoción que no nos pertenezca, como perfectamente escribiría Julio Cortázar, “la esperanza le pertenece a la vida, es la misma vida defendiéndose”, -y seguro se defiende de nosotros.

A través de mis ojos trataré de entender o dejar pasar lo que la vida oculta.

Gracias hermana.

12 575 días de Madre

Éste es un escrito corto, entre un homenaje y unos pensamientos que necesitaba escribir de alguna manera.

 

Tuve suerte. Tengo, desde el inicio, una madre que decidió equivocarse y aprender conmigo. Llevamos 34 años de relación madre-hijo. Con altas y bajas, con lágrimas y risas, con comida sin sal (o sabor alguno) y con pollo salado por qué no sabíamos la receta, días con dinero para el pasaje y días con los bolsillos vacíos. Con sábados por la tarde y lunes apurados en la mañana. Despertaba con mi mamá cantando, los tres despertamos siempre con mi mamá cantando. Por que luego de que mi mamá se convirtiera en mamá, a los pocos años vino mi hermana y luego unos años después vino mi hermano. Somos tres.

Así como recuerdo los rugidos y zarpazos de mamá, también recuerdo sus risas y su música.
Tengo suerte, lo dije al inicio. Fui creciendo viéndola y ella viéndome. Me corrigió siempre, bien y mal, y aprendo hasta el día de hoy de ella, de sus aciertos, de sus impulsos y de sus errores. De sus olvidos y de sus memorias.
Aprendimos de Saramago, cada uno a su tiempo; aprendimos de Serrat juntos, mi hermana nos enseñó de Sabina y a usar el celular, mi hermano nos enseñó a pensar desde otro punto de vista y hacer mejor las cosas, la tercera va la vencida.
12 575 días de hijo, y ella de madre, son imposibles de resumir en unas pocas palabras en una hoja de papel (o de internet) o en una foto.
Éste escrito debió salir cerca del día de la madre, en mayo, pero me faltaron las palabras y no encontraba la forma de unirlas.
Pensé en un homenaje, pensé en escribir sobre algún momento… pero ninguno fue mejor que otro, o peor que otro, todos forman parte de mí, forman quien soy ahora.
Dentro de unos días es el día del padre, y va bien con éste escrito pues mi madre fue ambos.
Todos hemos crecido con los cuentos que Walt Disney nos contó. Hemos crecido en este mundo. Hemos olvidado muchas cosas de la primera gran guerra y de la segunda. Hemos olvidado cómo se narraban los cuentos en ése momento.
Mi madre me leía cuentos rusos, cuentos árabes que no siempre tenían un final feliz y que no siempre, los personajes que triunfaban, eran los típicos héroes.
La idea del hambre, en éstas historias, contrastaba con los cantos de blanca nieves y los 7 enanos. Como que algo no encajaba cuando pensaba en ambas historias y en mi cerebro se hacía un mundo.
Mi madre me llenó de información, a los tres. Nos llenó de información de muchas maneras. Cuentos, música que sólo escuchábamos en casa y en ninguna otra parte, deportes que nadie más practicaba… así es. Yo nunca salí a la calle a jugar fulbito o trompo. Me iba a una piscina olímpica a entrenar. Así se asentaron grandes dudas cuando empecé a conocer a otras personas y otras costumbres. Nuevamente algo no cuadraba.
Tanta información y tanto contraste lograron expandirse.
Y entonces entendí, que la vida no tiene cinturón de seguridad ni airbags, y vas bastante rápido sentado en el asiento de adelante. Depende de ti, ser el piloto o el copiloto. Y es justamente ésta llamada de atención que recibí de joven. Mamá supo cómo dejarme sólo para que pueda defenderme y aprenda cuándo hacerlo.
El miedo y los errores, las preguntas y los aciertos se los compartía y juntos íbamos resolviendo dudas que ambos teníamos. Los dos nos graduamos de madre e hijo al mismo tiempo, así que debíamos aprender juntos.

Siento que con mis hermanos hubieron otros errores y otros aciertos, no menos, simplemente otros. Los que yo no cubrí en mis dudas y los que no aprendimos juntos.

Tal vez muchos no tenemos esa figura, y digo esa figura, pues no importa si esa responsabilidad la asumió un tío, una tía, una hermana, una prima, una abuela, la nana, la señora que nos cuidó desde que tenemos uso de razón… o quien sea. Esa figura no es necesariamente genética, no es importante que lo sea, pues mamá es la persona que nos señaló nuestros errores desde los suyos. Es quien se equivocó tratando de hacer lo mejor por nosotros. Es quien nos quiere más que nada ni nadie y de quien aprendemos y ahora cuidamos más que a nada o a nadie.
Siempre escuché decir que un padre es necesario. “Siempre la figura paterna es necesaria”. Incluso se lo oí decir a mi mamá. Y realmente pensé mucho al respecto. ¿Es necesario? Si no está esa figura, ¿qué pasa con los descendientes? ¿Crecemos mal?
Es decir, más allá del proceso de fecundación, ¿biológicamente es necesario? ¿médicamente es necesario? Encuentro que no. Que la madre sí lo es, por la cantidad de anticuerpos que le transmite en la lactancia. Una madre es necesaria.
Socialmente sí, pues estamos acostumbrados a ese orden. Padre, madre, hijos. Y aunque la costumbre en una sociedad poco a poco se hace ley, creo que es importante apuntar que familia puede tener muchas conformaciones, no sólo: padre, madre e hijos.
No somos necesarios, la conformación de una familia puede cambiar y está en cambio, por que como personas siempre estamos en constante cambio… y, ciertamente, es una idea extraña pensar que somos únicos, salvo, para nuestra madre. Para ella lo somos.
No hay bolsas de aire en el camino, no hay nada que nos defienda del camino, salvo lo que aprendimos viendo a quien nos cuidó. En mi caso, a mi madre.
Haz lo que quieras siempre, y recuerda que para esa persona eres único.
Entonces, haz que sus días sean únicos.  Una llamada, un mensaje, una sonrisa. Ya sabes.
Felizmente sigo aprendiendo de los 3.

En el escenario

Ser humano en el escenario

Yo tenía 18 años, terminaba el año 2002, y mi mamá nos llevó a ver Otelo de William Shakespeare. Yo había leído la obra… sé de qué iba. Los famosos celos de Otelo.
Otelo, dirigido por Edgar Saba en el teatro municipal fue uno de los montajes primeros que causó en mi tal impacto que hasta la fecha lo siento. Otelo fue transformado en Simón Bolivar, sí, el libertador, y Yago en Agustín Gamarra.
Yo recordaba que el primer acto de la obra de Shakespeare ocurría en Venecia y el segundo acto en la isla de Chipre… pero aquí, en el ahumado teatro municipal, la escena ocurría aquí en Perú, en 1824 en el mismo momento en el que batallaban por expulsar a los colonialistas.
No importó donde estuvieran, en la adaptación el dolor de Otelo, la sorpresa de Desdemona, el sufrimiento de Yago… sí, sufrimiento se sintieron tal como lo escribió  Shakespeare.
Volví a aprender que tanto Yago como Otelo eran los mejores oficiales, justos, buenos, rectos pero el desarrollo de las circunstancias los ataron y jalaron y sólo pudieron actuar, ambos, cómo vieron correcto y vital. Sin importar si volvieron a la vida en Venecia o Chipre peleando contra los turcos o en Ayacucho peleando contra los colonialistas. No importó. Los personajes eran los mismos, sus motivos eran los mismos, sus objetivos iguales.
Entendí que las obras son a temporales, pues siguen describiendo nuestra sociedad y nuestra humanidad. Nos seguimos identificando con ellos, exactamente con cada uno de ellos.
¿Qué héroe eres?
¿Qué villano eres?
¿Qué monstruo a decidido ser?
¿Qué poder sueñas que tienes?
Pues todos lo hacemos.
Otelo vs. Yago
Ninguno fue el malo, por qué ninguno lo es. Así como nosotros.
Esto no es StarWars… No hay un lado luminoso y otro oscuro… El teatro es igual que la vida. Tal vez el único lugar donde la vida tiene sentido.
El teatro es un refugio para valientes, pues sólo valientes pueden entender y sentir lo que un ser humano debe. Estar en ese abanico de colores decidiendo en cada momento qué está bien y qué mal, qué entiendo y qué no y por qué no lo admito. Estamos en constante crecimiento.
Hace unos días concluí una de las obras más intensas y difíciles tanto como bella y única… trabajar en este proyecto fue saltar a la piscina sin saber si había agua o clavos. Igual salté, normalmente salto cuando lo veo tan difícil.
Salté y temblé en el FAE, salté y dejé parte de mí en La Plazuela de las Artes del Teatro Municipal, salté y dejé mi silencio y mi voz en el nuevo Teatro Julieta. Salté y abracé en el salto personas maravillosas, que con sus errores y aciertos, saltaron a la misma piscina que yo.
Por supuesto no todo es flores y colores… hubo un par por ahí que trataron de hacer del trabajo un lugar feo, egoísta… pero no lo lograron, por qué el teatro puede más y la calidad humana de las demás personas brilló tanto que opacó cualquier cerillo mal prendido. Le teatro no permite estupideces.
¿Cómo funciona?
¿Cómo funciona el teatro?
Básicamente es así:
Todo inicia con Un guión. Un pequeño libro que no describe más que con diálogos lo que sucede en una historia. No hay un narrador que te diga qué siente uno u otro personaje. El personaje lo demostrará con sus acciones y sus palabras cargadas de objetivos.
Después, un grupo de personas son convocadas por sus habilidades, destrezas y capacidades para interpretar o mejor dicho, adueñarse de un personaje de ese guión. Luego se reúnen y leen éste guión juntos.
En ésta primera lectura anotan todas las primeras impresiones…y el director, indicará cómo va a ser, Grosso modo, el trabajo.
Otra persona, normalmente el asistente de dirección verá los horarios y cuadrará un calendario de ensayos.
Por ahí habrá otra persona de gran importancia, la o el productor. Es quien tendrá la responsabilidad de organizar, coordinar, ejecutar, conseguir o encontrar todo lo necesario para que esa obra escrita en ese guión cobre vida.
Y todo está en el guión??
Sí. No es magia.
Alguien, escribió ese guión. Ese alguien sabe lo que cada uno de los personajes atraviesa y siente.
Si ésta persona murió pues habrá que estudiar un poco y ver el contexto social y humano de la obra. El director tendrá que descifrar cada una de las palabras, oraciones y lo que quiso decir. Las palabras esconden una gran verdad. Hay que hilar fino para encontrar qué quiso decir el autor, qué mensaje hay detrás de todo. Por qué se usó una palabra y no otra, por qué ése sinónimo, ese sustantivo, ése adjetivo. ¿Por qué la coma está ahí? ¿Por qué el autor puso la palabra: Silencio en esa parte de la conversación?
 Es necesario un análisis más que profundo.
Pongo un ejemplo.
Pensemos en el rey León de Disney.
Cuando Mufasa le dice a Simba que su reino se extiende a todo el horizonte.
Mufasa: Mira, Simba. Todo lo que toca la luz es nuestro reino.
Simba: Vaya.
Mufasa: El tiempo de un soberano asciende y desciende como el sol. Algún día, Simba, el sol se pondrá en mi reinado y saldrá contigo siendo el nuevo rey.
Simba: ¿Y todo esto será mío?
Mufasa: Todo.
Simba: Todo lo que toca la luz.
Cada palabra es exacta. No podría ser de otra manera. Si cambiamos una palabra por otra o una frase por otra, por ejemplo: “El sol desaparecerá de mi reinado y aparecerá en el tuyo” … La metáfora del ciclo sin fin se rompe. Nada desaparece, nada se destruye, sólo se transforma. Ése es el mensaje del rey León, todo es cíclico y todo al final volverá al ciclo.
Todo lo dicho en los textos tiene que ver con la esencia que el autor diseñó. Ajá!
Por eso hay que hilar fino para que cada palabra de cada personaje vaya a ese objetivo, a ese mensaje dibujando esa esencia para que al final la obra sea compacta, precisa, exacta, sin opción a ninguna otra verdad. Una obra que el público completa con la imaginación y cierra diciendo: Ah! Claro! No puede ser de otra manera.
Hablar del teatro me llevaría páginas y páginas.
Amo éste mundo que une en equilibrio todas las bellas artes y las nuevas artes. No encuentro otra arte que conjugue tan bien todas las demás.
De la actuación se desprende todo lo demás.
Realmente debería ser obligatorio para todos.
¿Por qué? La actuación es sólo para pastrulos….
Un maestro me dijo alguna vez, que cuando uno se gradúa de esta carrera, no se gradúa de actor se gradúa de SerHumano, y ahí empieza el camino de aprender a serlo.
Felizmente es el único lugar donde entiendo el mundo.

La auto ayuda, ¿ayuda?

No necesitas un folleto de autoayuda, necesitas un buen libro, buena música y 3 o 4 buenos amigos, ah sí y Krav Magá

Definitivamente la búsqueda de la felicidad, o el estado que podemos entender como Felicidad, está impreso en nuestra naturaleza como seres humanos. Aunque no queramos pararnos del sofá y salir a correr, o no queramos abrir un libro y por consiguiente nuestra mente, queremos mejorar, progresar y ser felices, aunque no entendamos nada de nuestro alrededor y sólo consumamos televisión nacional, lo que dijo la vecina, o nuestra amiga en la clase de yoga. A que me entiendes.

Entendamos que preferimos el menor esfuerzo y la mayor gloria. Así funciona a nuestro cerebro, prefiere mantenernos a salvo sin gastar energía, como lo he descrito en mis textos anteriores.
Cuestionarnos el ¿por qué? de las cosas, luego del trabajo o durante el trabajo, requiere tiempo, recursos mentales y materiales, investigación, esfuerzo para comprender y consolidar el conocimiento… es mucho esfuerzo. A nuestro cerebro no le da la gana de pensar más allá, por ello los Dogmas (Sistema de pensamientos e ideas que se tiene por cierto, sin ninguna evidencia real, y que no puede ser puesto en dudas) crecen y crecen hasta un nivel preocupante. Ejemplo de ello: Los terraplanistas y los ávidos lectores de libros de autoayuda.

Pero, ya puntualmente
¿Qué es la autoayuda?
Hoy por hoy es una industria multimillonaria que se levanta al año más de 11 mil millones de dólares sólo en América del Norte. Así es. Es un negocio redondo pues lo que se vende no tiene falla y si falla es por culpa del consumidor pues éste debe consumir más.
En simple: Te convencen de hacer algo, a través de frases infladas y emocionales que tienen cierta lógica primariosa, para mejorar un aspecto de tu vida y llegar a la felicidad. Para ello debes hacer ciertos cambios en tu vida, como pensar de forma positiva fijo en lo que deseas, por ejemplo. Si al final no obtuviste el acenso o el empleo es por que no lo pensaste con la suficiente fuerza.
Ajá. O sea, si falla es tu culpa. No fuiste suficientemente positivo.

Así, en ésta empresa multimillonaria, un autor puede sacar 3 o 4 libros al año, por supuesto sin ningún estudio serio o no sobre el asunto que expone, o sea, sin ningún fudamento, generando conferencias y coachings, palabra que viene del inglés: Coach que quiere decir, sofá.  JA, mentira, quiere decir entrenador, para explicar aún más el libro que escribieron, así como los objetivos o formas para alcanzar lo que el libro describe.

Entrenador. Así, sólo entrenador. Alguien que te cobrará una suma equivalente a su fama entre los sofás, perdón, entre los entrenadores por ayudarte a entender el secreto de la vida.
¿Por qué el nombre en inglés? Pues por que suena más importante.

Estos entrenadores, ¿tienen algún título? En la universidad se puede ser ¿Entrenador en autoayuda?
Realmente esto no es una profesión o una carrera técnica. Vi que no es nada. NADA. Traté de deshilachar qué es lo que hace un entrenador de autoayuda y vi que apunta a escuchar las dificultades de una persona, darle algunas tareas para mejorar la percepción de ésta frente a los problemas y así, ayudarla a lidiar con estas dificultades, las cuales pueden ser, la autoestima, la ansiedad, el comportamiento antisocial, esquizoide, etc.  Wow, realmente sí ayuda. Pues da ejemplos, frases, consejos… si hubiera una profesión seria que haga esto y más, a través de una proceso estructurado científico que realmente ayude a las personas en sufrimiento… caramba, ¿cómo no hay una profesión así? Es necesaria…
Entonces pensé, qué profesión estudia y diagnostica los procesos psicológicos… pues La psicología.
¡Ajá!

Psicología, la cual es una CIENCIA que estudia la conducta, los procesos mentales y, en general, la experiencia humana durante todo el desarrollo de la vida. Es una rama de las CIENCIAS DE LA SALUD.
Exacto, es una CIENCIA. Sí en mayúsculas. Es un profesional que ha estudiado 5 años, por lo menos, para entender esa maraña de garabatos que tenemos en la mente. ¡5 años!

Antes que me olvide, si realmente tienes algún problema o conflicto, acude a un profesional, no a un hablador con frases motivacionales.

Hay ramas de las ciencias de la salud que pueden ayudarte realmente. En serio. Si te duele la muela, no vas al mecánico o al señor que vende pollos en el mercado. Vas a un dentista. Si te rompes el brazo vas a un traumatólogo, no te lo arreglas tú mismo. Lo mismo pasa para el sufrimiento psicológico. Hay especialidades para aliviar cualquier transtorno o desorden psicológico. La neurociencia, las psicología clínica, la psiquiatría y sus ciencias auxiliares.

Ok, volvemos a la búsqueda de La Felicidad
Profundos filósofos han buscado darle forma y entender el proceso de la felicidad. Entendiendo, yo, ésta como la responsabilidad que se nos presenta, asumiendo esa responsabilidad sobre la cual somos hábiles para afrontarla de la mejor manera. Baso éste entendimiento en el postulado de Aristóteles, en su Ética a Nicómaco. Recomiendo que abran éste libro y no el “Cómo ser feliz for Dummies”  o ” Cómo ser feliz en 10 sencillos pasos”
Por favor NO. No abras esos libros. La felicidad no está en 10 sencillos pasos, o en 20, ni en 100 ni en 1. La felicidad se haya en el desarrollo en sí, en el crecimiento y logros a través de la maduración de cada estadio de la vida, en cada etapa, en cada relación. En el control de nuestras reacciones extremas. ¿Qué libro te enseña esto?  Pues googlea lector querido:
El extraño caso de Dr Jekyll y Mr Hyde.
Los miserbles.
Alicia en el país de la Maravillas.
El Señor de los anillos, toda la triología
El milagro secreto.
Los extraordinarios casos de monsier Dupin.
Ensayo sobre la ceguera.
Doce cuentos peregrinos.
Ojos de perro azul.
Historias de cronopios y de famas.
Entre cientos, sí, cientos otros.

Volviendo a la Autoayuda.
Por favor, no caigas en frases que parecen profundas, pero que realmente son vacías y en el mejor caso copiadas y sacadas de contexto de textos más profundos e impactantes. Frases que si lo piensas dos veces más, no tienen sentido alguno.

La felicidad, la tristeza, la ira, todo, todo, todo, forman parte de nuestra vida, todas y cada una de ellas nos enseña y nos indica algo. El fracaso es parte de nuestra vida, y se debe aprender y saber lidiar con él. El manejo de la frustración es importante (IMPORTANTE) para nuestro desarrollo. El saber lidiar con el fracaso, con el error, con equivocarnos es vital. Si no, ¿cómo aprenderíamos?

Hace 8 años practico Krav Magá. Me voy por los 9 años. En estos casi 9 años, el mayor tiempo que he dejado de entrenar han sido 3 meses consecutivos, como máximo. Es ya una parte de mi importante.
En este tiempo he aprendido a recibir golpes, a caerme, a fallar, a equivocarme, a tropezarme, a aprender a lidiar con el dolor, con el cansancio, el agotamiento físico y mental, con la flojera, con el hambre, con la jerarquía, y por ende he aprendido como esquivar o dar un golpe, he aprendido a levantarme después de cada caída, he aprendido de cada error a cómo hacer más efectiva la técnica, he conocido el punto donde me tropecé, he logrado ampliar mi resistencia ante el cansancio, dolor, a sobre llevar y saber recuperarme rápido frente al agotamiento físico y mental. He sabido callar a mi flojera, a mi hambre, he entendido y seguido la jerarquía en base al respeto, y todo ello me ha acercado a la felicidad siempre. Pues he logrado siempre algo nuevo.

Un cinturón negro no es más que un cinturón blanco que no se rindió.
Entonces, el fracaso y el dolor es vital.

¿Autoayuda?
Para qué, tengo libros, música, amigos y Krav Magá

 

 

Felizmente sé que el universo no conspirará, pues no alquilaron el sofá del coach para conspirar.

 

 

Créditos de la imagen: KRAV MAGÁ PERÚ
http://kravmagaperu.com.pe/

Por algo pasan las cosas… o ¿no?

El juego de ajedrez mirado al revés.

Cuando algo sale mal, o sale bien pero de forma tardía solemos escuchar a nuestros padres, o a nuestros mayores decir: por algo pasan las cosas. Tanto es que nosotros mismos empezamos a pensarlo.  OBVIO a fuerza de repetición. Monkey see monkey do.

Estos días me hice un mundo con ésta frase que no entiendo. Quise entenderla y descubrí que esconde algo más místico de lo que realmente acepta. Algo mitológico.
Por algo pasan las cosas. Enuncia que todos estamos atados o subyugados por una línea de tiempo y sucesión de eventos inevitables. Como si viviéramos en una tragedia griega.
Todos somos Edipo, todos somos Electra, todos somos Antígona, todos somos héroes griegos atados por el oráculo de Delfos.
Sin importar lo que hagamos no podremos escapar de nuestro destino, por eso se dice que por algo pasan las cosas. Alguien o algo mueve las fichas del destino, de nuestro presente haciendo mella en nuestro futuro. Entonces, respecto a nuestro presente optamos por dar responsabilidad de nuestros fallo o aciertos tardíos y merecidos a una fuerza silenciosa que decide cuando pasan las cosas.

¿Y qué tanto de cierto tiene esto?

Pues debo aceptar que tiene mucho de cierto.

Estamos ante la presencia de las Leyes de Movimiento de Newton, y creo ver claramente la segunda y la tercera, la primera que en una palabra habla de la Inercia la dejaré para otro post.

2da Ley de Newton
Mutationem motus proportionalem esse vi motrici impressæ, & fieri secundum lineam rectam qua vis illa imprimitu

Que en buen español sería: El cambio de movimiento es directamente proporcional al cambio motriz impreso, y ocurre en linea recta sobre la que aquella fuerza se imprime.
Es decir, mientras mayor sea la fuerza que se le imprime a un objeto, mayor será la aceleración. Lógico, ¿no?

3era Ley de Newton
Actioni contrariam semper & æqualem esse reactionem: sive corporum duorum actiones in se mutuo semper esse æquales & in partes contrarias dirigi.

Que en español sería lo mismo que decir: A toda acción ocurre una reacción igual y contraria: la acción de dos cuerpos siempre será iguales y en direcciones opuestas.
Es decir, cada acción provocará siempre una reacción de igual fuerza pero en sentido contrario.

Entonces, teniendo estas leyes claras podemos entender el movimiento a nuestro al rededor, el movimiento de planetas y por qué no, las acciones que son resultado directo de acciones de otros humanos y de nosotros mismos.
Si somos parte de éste universo, parte de éste mundo mundo estamos bajo las mismas leyes que los astros, planetas, nebulosas, etc, etc, etc.
Las estrellas y planetas siguen los mismo caminos que nosotros y que nuestras células. Así de conectados estamos.

Así que, cabría decir, ¿Por algo pasan las cosas? OBVIO, por las Leyes de movimiento de Newton y por la Ley de la Relatividad de Albert. OJO aquí, queridos humanos… Relatividad, en éste contexto, no quiere decir que depende de, quiere decir que estamos relacionados, que somos relativos a otro cuerpo.

YA SABES!
Cundo algo salga mal, o no salga como esperas y alguien te dice: “Por algo será”. Lo mejor sería indagar y retroceder en nuestros pasos lo suficiente para ver qué movimiento originó aquello. Qué comportamiento, qué mala cara, qué falta de educación, qué ignorancia, qué comodidad, qué tropiezo, accidente o falta de ayuda propiciaron ése momento.

Revisa tu vida como en un juego de ajedrez. Retrocede para ver qué pequeño movimiento causó la caída de tu rey. (¿ no sabes jugar ajedrez? pues por algo será) 

No le confieras ninguna nota mágica a ese por algo será. Es simple física.

Te negaron el préstamo, no salió el documento que esperabas… pues no es algo mágico… es simplemente que o no tienes aval, o el idiota de los préstamos tiene hemorroides y está amargado, y tiene hemorroides por que sólo come KFC, y está amargado por que no sabe como salir de ése círculo vicioso, y se dequita con todo el mundo en lugar de ayudarlos, por que ayudar exige una cantidad de energía que sus hemorroides le quita.
Si no salió el documento que esperabas… pues no es nada del destino. Es que un idiota sin educación o criterio está en el puesto gubernamental que alguien capacitado debería estar.
Si perdiste a alguien, no es por algo mítico. Queremos darnos esa esperanza, pues nuestro cerebro se hace un mundo con todo y lo que no entiende lo inventa para evitar el no saber. Por eso escogemos las medias verdades que nos acomodan más.

Abramos los ojos y veamos el juego de ajedrez.
Por ahí, quien sabe, nos quedamos con el otro rey.

Felizmente nunca gané una sola partida de ajedrez.  

¿de qué raza, dijiste?

Nuestro cerebro funciona etiquetando, organizando y almacenando información. Es la única dinámica que tenemos para comprender el mundo. Y para ello tenemos 3 procesos básicos:
La Negación. Si negamos una cosa, podemos afirmar la otra.
Es un principio de sociedad. Negamos características o a un grupo para definirnos nosotros.
La Comparación. 
Es un principio de supervivencia. Acá hace más frío que allá. Acá no hay tanta comida como allá. Es mejor mudarnos e irnos a la guerra o morir de hambre… etc. Pensamientos primitivos.
Y del tercero hablaré en otra publicación más adelante.
Con estos dos entendemos como funciona nuestro pequeño cerebro. Nuestro tan mentado cerebro. Nuestro Cerebro al cual sólo se le reconoce el 5% del trabajo…
No mi querido lector, por más ineficiente o fallado que está nuestro cerebro, usa el 100% de toda su capacidad. La idea del 5% es un error, es un entendimiento básico, incipiente de un estudio realizado en el siglo XIX respecto a que en ciertos momentos una cantidad x de neuronas estaban encendidas respecto a un estímulo específico. OBVIO PUES!
Nuestro cerebro funciona como un total activando ciertas zonas específicas para tareas especializadas, por ejemplo:
Sentarnos y escuchar música, un nuevo disco.
En éste escenario no estamos corriendo, por lo tanto las partes del cerebro que controla la capacidad motora no está completamente activa. OBVIO PUES!

Otro ejemplo:
Tu, ahora, leyendo mis palabras. Tu cerebro procesa las letras, el tamaño de la palabra, relaciona las palabras, adelanta la idea, procesa la información, compara con tu banco de datos interior, ramifica las posibilidades de las ideas que empezarán a sincretizarse en tu mente por tu misma cultura y conocimientos, y además, va moviendo tu cuerpo, va respirando, va transmitiendo nutrientes, continúa bombeando tu corazón, continúa sintiendo el ambiente (el calor, el dolor, el estar sentado, etc..) Tu cerebro está procesando cientos de cosas…No usas el 5% PUES!

Si sólo usaras el 5%, tendríamos que compararte con la escala de Glasgow.
¿De qué?
De Glasgow. La que es una escala que evalúa tu capacidad neurológica para determinar el estado en el que tu cerebro se encuentra. Los rangos son de estado de Conciencia (despierto, activo, atento, presente en tiempo y espacio) a un estado de Coma. Exacto. Ahí la actividad de tu cerebro sí se ve reducido, no hasta un 5%.. pero sí se ve reducido.

Todos somos iguales. Tú, yo, ése que está a tu lado.  Somos iguales.
Nuestro cerebro funciona igual, estructuralmente.
Entonces, ¿qué nos pasa?

Si sabemos, lo que es el dolor, el hambre, el miedo, la impotencia… ¿por qué generamos lo mismo en otros?
Ok, tal vez no tú o yo, pero otros.
Si conocemos esos sentimientos, por qué permitimos que otros lo sufran.
Y pienso que tal vez es por que olvidamos que también tenemos huesos y somos frágil carne y piel.

En el país hay racismo. Aquí en Perú hay Racismo que nos viene de los abuelos y algunos padres. Hay resentimientos profundos, heridas que no han cicatrizado.
Por supuesto, me dirás que no. Que no como lo vivieron en EEUU, por ejemplo. Aquí no se persigue y mata.
Ok, aquí no crucifican, cuelga para luego prender fuego a una persona. Aquí el racismo sigue en silencio, tras los dientes, para sólo graznar cuando nos vemos en el error y no lo queremos admitir.
-Señor no se puede estacionar ahí, sus documentos.
-Qué me vas a pedir documentos a mí, serrano CTM, no sabes quién soy.
Duro de leer, duro de escribir y duro de oírlo día a día en todas partes.

Entonces, ¿hay razas?
Todo ser vivo ha sido organizado para su mejor estudio y comprensión (¿recuerdan que nuestro cerebro debe clasificarlo todo?) y ha sido puesto en un estante clasificado en muchas etiquetas como Clase, Familia, Género y Especie.
Por ejemplo: Canis Lupus =  Lobo
Canis es el nombre del Género
Lupus es el nombre de la Especie

Entonces, el Ser humano, es clasificado como Homo Sapiens = Hombre que piensa.
Dentro del reino animal.
Sí querido lector, estamos clasificados como animales. ¿Por qué? Por que no somos minerales o gases. Si lo fueras, no podrías prender tu compu o manejar tu celu, mi querido lector. Somos bacterias! Digo, digo, somos animales. Animales. Lo de bacterias fue un exabrupto. Ne llegamos a bacterias, nos comportamos como los virus, pero eso es otra idea para otro escrito. XD.

Aquí nuestra Clasificación:
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Familia: Hominidae
Genero: Homo
Especie: Homo Sapiens

En ésta clasificación estoy omitiendo el parvorden, la tribu y subtribu.

Entonces, ¿qué tipo de ser humano eres?
¿Eres diferente…? tal vez conoces por ahí alguna planta, o ave, o reptil que camina por ahí…
Entonces vuelvo a ti, ¿eres diferente?
Pues, tal vez sí lo seas por que estás leyendo esto. Seguimos evolucionando, y el conocimiento nos ayuda y acelera en éste proceso de evolución.

Volviendo al tema. Todos somos de la misma especie. Sin importar la cantidad de la melanina en el cuerpo.  Así es, la melanina es el pigmento, un polímero oscuro de ácidos carboxílicos de dihidroxindol. La cantidad de éste pigmento en la piel vela la absorción de los rayos del sol para el metabolismo de la vitamina D.  A mayor cantidad de melanina más oscura nuestra piel, así nos protege del sol en zonas donde la cantidad es suficiente para dañarnos. La melanina actúa como una protección, impidiendo que los rayos del sol dañen nuestros tejidos. En zonas donde el sol es escaso, la melanina es menor pues no es necesaria..
Así de simple.

No hay razas entre nosotros los homo sapiens, por que somos de una misma. No caigamos en ese absurdo por la cantidad de melanina en el cuerpo. Mejoremos, no sigamos compartiendo la ignorancia del pasado.

 

Felizmente nuestra generación tiene más opciones.

Asesor de vida

Sí. Es una nueva profesión que inventé hace unos años. No existe otra persona que la ejerza en el mundo, sólo yo.
Hay que tener dominio didáctico sobre varias materias para poder ejercerla. Materias como lo son la física teórica, la historia, mitología, historia nacional, algo de matemáticas, biología, química, medicina, psicología conductiva y lo principal, el dominio de al menos una de las ramas del arte escénico.

Así es. Si dominas estos conocimientos puedes convertirte en un Asesor de Vida y te contrataría. Ser Asesor de Vida, no es indicar como debe vestir, o como debe caminar, o hablar… le dirás que no existe la suerte y las probabilidades que tiene de morir por lo que hace. Por supuesto, explicado de la forma más dinámica, pedagógica y didáctica. Le dirás lo que sucederá, y le detallarás la ley del Murphy.

Me explico.

El azar no existe. Simplemente es el resultado de una serie de factores que no podemos prever o entender por que suceden muy rápido, o por que sucedieron mucho antes de nosotros.
Por ejemplo. Al lanzar un dado, digamos que un dado de 6 caras, tenemos concretamente 6 posibilidades. La cara donde está el 1, la cara donde está el 2, el 3, el 4, el 5 y el 6. 6 únicas posibilidades.
Entonces tenemos 1 posibilidad en 6 de que salga cada una de las caras. Con ésta información podríamos, fácilmente, entender que cada vez que lanzo el dado saldría una cara por lanzamiento.
Pero no es así. Claro que no, y el resultado del lanzamiento del dado no es azar. Que no sepamos qué cara saldrá, por que nos faltan datos para determinar el resultado, no es suerte o azar.
Si tuviéramos la información del peso del dado, la densidad del ambiente, la velocidad del lanzamiento, el tiempo en gravedad cero (por si el dado ha sido lanzado de forma recta en dirección al cielo) la velocidad con la que gira el dado en el aire, la dirección del giro, el impacto y rebote que generará en la superficie…y de seguro otros datos más… podríamos asegurar con facilidad cuál sería el resultado del dado, la cara que veríamos.

Entonces el azar es simplemente la ignorancia en la que nos quedamos respecto a un evento observado. Nada más.

Entendido esto puedo asegurarte que hay muchos eventos en tu día a día que salieron bien, o mal, y lo atribuyes al azar, a la suerte, o a un ángel que pasó.
Yo te digo que nada de eso es cierto. Te pido que entiendas que como tú, hay muchos otros seres humanos en la tierra, más de 7,350 millones de humanos. Y esta cifra es sólo la del 2017.
Toda ésta fauna tiene influencia sobre ti directamente. ¿Cómo?
Pensemos en un escenario real. El pago del alquiler de tu vivienda y tu trabajo, por ejemplo.
En el escenario tu pagas puntualmente tu alquiler, todos los primeros de cada mes depositas o transfieres de tu cuenta el importe por el alquiler. Ése dinero que transfieres viene de tus honorarios, por el trabajo que realizas, dinero que se te deposita los 25 de cada mes. Dinero que se te deposita por que hay un personal que llena las planillas, las boletas y autoriza los pagos. Imaginemos que aquí está la falla, en los humanos. El 25 no viste tu depósito. No se realizó. Alguien se equivocó en las planillas, entonces los pagos se retrasarían unos 7 días útiles. Al no haber planillas, no hay pagos. El gerente no pudo firmar nada por que no estaban hechas. Alguien contrató a la sobrina del jefe para realizar las planillas, pero ésta sobrina está estudiando arquitectura, no sabe nada de planillas. Un desastre.
No tienes con qué pagar el alquiler, pero llamas explicando el porqué de la demora.
Cuando por fin están las planillas, el gerente no está, pues los días para firmar las planillas son del 20 a los 22 de cada mes. El gerente que firma todo está fuera. Los pagos se retrasan. Usas dinero que tenías destinado a otros pagos para completar el alquiler. Las moras de las tarjetas se incrementan, te van a cortar la línea, entras a infocorp, pues ese error se va a seguir repitiendo costándole miles a la empresa y a los empleados… piensa que no sólo contrataron a la sobrina del jefe, piensa que en contabilidad contrataron al ahijado del gerente… multas en la sunat, pocos o nulos activos para la compra de materiales o para buscar nuevos clientes…  y todo se vuelve una desgracia.

Lo que tú ves, es que no se hizo tu pago. Hubo un problema que te está perjudicando la vida. Lo que no sabes es que hay alguien que contrató a otro alguien para hacer algo que no domina y eso resultó en muchas más fallas. No fue la mala suerte. …tal ves necesitas cambiar de trabajo. Y si tú eres la sobrina del jefe… hija, mejor renuncia, te odian por que es tu culpa aunque trates de convencerte que no.
Ejemplo 2

Hombre de 50 años muere por un ataque cardiaco. Su esposa, sus hijos y nietos lo lloran. Siempre fue muy alegre. Fue un gran padre y abuelo. Fiestero y sociable.
Qué pena. Así lo quiso dios. Así es la vida. Tan joven.
Siempre los hombres de mi familia mueren por esa edad

La autopsia reveló que no fue la vida, fue el tipo de vida que siguió el hombre.
La cantidad de cigarros, carnes rojas, fast food, vida sedentaria, alcohol.
La cantidad de cigarros afectó su capacidad pulmonar evitando un correcto intercambio de gases, pues los alveolos estaban cubiertos de una masa negra y pegajosa de todas las toxinas que tienen los cigarros obstruyendo gran parte de la capacidad oxigenatoria.

La cantidad de carne y fast food, generaron capas de ateromas en los vasos sanguineos. Es decir, placas de grasa en arterias y venas, lo que fue endureciendo las vías sanguíneas y obstruyéndolas poco a poco. El corazón debía bombear con más fuerza sobre exigiéndose, debía bombear más rápido por la necesidad e oxigeno que no ingresaba con facilidad.

El hígado presentaba cicatrices por el daño que presentaba. No podía seguir compensando las toxinas del alcohol para evitar que éste envenenara la sangre, y empezó a dañarse y morir.

El cuerpo estaba trabajando al máximo para compensar la vida poco saludable que llevaba, hasta que todo el proceso de compensación no pudo más y falló.

Por supuesto, todo éste proceso empezó a sus 30 años. ¿Cómo pudimos no verlo?
Se ve. Se ve en la barriga tensa, lo que indica altos niveles de grasa saturada en el peritoneo. Los dolores de cabeza y el rostro sonrosado por la hipertensión arterial. La tos matutina que intentaba expulsar las toxinas.

La magia aquí, es la capacidad de entender los procesos no sólo dentro de tu sociedad, si no, dentro de tu cuerpo, para que entiendas cómo funciona y como puedes mejroar su funcionamiento. No es difícil. Es el mismo cuerpo que todos tenemos, a no ser que tengas cola… u otro tipo de ADN.
Entonces, ¿necesitas un asesor de vida?

Felizmente soy el único con esa profesión

Guerra contra la muerte

Un pequeño paseo a varias partes del multiuniverso un miércoles

La muerte
Nombre que le damos a la condición en la que nuestro cuerpo entra en un estado de nula osmosis y hematosis. Estado en el que nuestras células empiezan a saponificarse (es decir, pasan de su estado sólido con sus formas definidas a un estado en el que se diluye en nuestro vasto cuerpo).

Nos llega a todos, nos llega en cualquier momento, nos hace sufrir y extrañar. 
No sabemos como lidiar con ella, por que no queremos lidiar con ella y la evitamos todo el tiempo. Sin saber, que está a la vuelta de la esquina, en la próxima avenida o en tu próximo suspiro. 
Todos morimos y es algo que todos compartiremos. Salud por eso.

8:00am
Crucé la pista para poder llegar al paradero. Conmigo cruzaron otras personas, cada una pendiente de sus cosas. Unos miraban el celular, otros la hora, otros guardaban algo en el maletín o cartera. Sólo yo vi el camión que pasaba cerca.
La polvareda que levantó el camión al pasar dejó impactado una esquirla de ladrillo en mi ojo izquierdo.
No me di cuenta, sólo crucé la pista, y cuando me di cuenta ya no podía ver. El dolor me hizo retroceder. Escuchaba gritos, sentía mis manos llenas de sangre, me presionaba la vista, caminaba en círculos.
Un conductor que miraba el celular no se percató de mi, ni de la gente que abanicaba los brazos para evitar mi desgracia.
El auto me embistió y morí al impactar contra la pista.

 9:00am
El tráfico está horrible. Estoy a dos cuadras pero no puedo bajar pues el bus no llega al paradero. El conductor no va a abrir la puerta, sin importar cuánto se queje la gente. Y se quejan con razón, estamos parados casi 20 minutos. En vano desperté temprano. Que abra la puerta de una vez, estamos a cuadra y media. Maldita sea, la luz roja otra vez. Vamos, vamos, que ya estoy tarde. Estamos a una cuadra. Debe ser consciente y abrir la puerta, esto es absurdo, ¡van 30 min ya! Luz verde, pero el idiota del policía no nos da paso. Luz roja otra vez. ¡Basta!
¡Oiga! Abra la puerta, estamos a media cuadra.
La insistencia de los pasajeros y los golpes lograron que el chofer abriera la puerta antes de llegar al paradero.
Bajé enseguida y la moto que pasó a toda velocidad me arrojó a unos 4 metros más adelante. Duré 15min. Alcancé a escuchar, lo que me pareció, el sonido de la ambulancia a la distancia.

10:00am
Voy a comprar algo de comer. Por llegar temprano no alcancé a desayunar, ¿quieres algo? Listo, ahora vuelvo. Bajo y subo las escaleras al toque.
Bajé los tres primeros escalones y no me percaté que alguien había dejado una cáscara de mandarina. Caí contra las escaleras y me rompí el cuello antes de llegar al segundo piso. Mi cuerpo terminó de rodar, por la gravedad, hasta el primer piso.

11:00am
Mejor me hubiera comprado un croissant. Se ve buenazo, ¿me invitas?
Tenía relleno de pollo y pecanas. Soy alérgico a las pecanas. Morí a los 10min.

11:00am
Qué buen chiste. Invítame de tu pan.
El bolo alimenticio se fue por las vías áreas mientras reía y nadie en la oficina conocía la maniobra Heimlich.

12:00am
Un pedazo de carne del menú de la esquina obstruyó las vías aéreas.

2:00pm
El enchufe está fallando, ¿verdad? Pues lo voy a mover un poco, así de costado… y le pongo esta caja para que haga peso. ¿Ya se prendió? A ver, lo muevo un poco más.
La descarga dejó sin luz a todo el edificio y tuvieron que limpiar toda la oficina para que desapareciera el olor a carne quemada.

7:00pm
El bus frenó de tal manera que varios pasajeros se vieron expulsados hacia el frente. Una mujer con 32 semanas de embarazo recibió el impacto de varias personas sobre su vientre. Perdió al bebé en el acto y ella tuvo que entrar a Trauma Shock por una severa hemorragia interna.

9:00pm
A las 9 no pasa nada grave un miércoles. Comemos una hamburguesa con todas las salsas. Saltémonos hasta el día siguiente.

7:30am
El cuerpo empieza a segregar hormonas para despertar, entre ellas: Adrenalina. La adrenalina estrecha los vasos sanguíneos y el corazón debe bombear con fuerza sobre exigiéndose. La sangre no está en su estado habitual, está más densa. La adrenalina no ayuda y un pequeño coágulo formado por todas las hamburguesas de los miércoles por la noche ha viajado y obstruido una de las arteriolas que alimentan al corazón.
Un agudo dolor en el pecho no fue suficiente.
El infarto sí.
A los 15 min todo había acabado.

Así es. convivimos día a día con la muerte. Cuando despertamos (que es, estadísticamente, el punto más peligroso) cuando caminamos al trabajo, cuando bajamos del bus, cuando comemos, cuando respiramos, cuando volvemos por la noche a nuestro hogar. El mundo es peligroso, nuestro cuerpo no está adaptado y no lo estará. Nos faltan garras, fuerza, exoesqueleto ( o al menos un esqueleto que realmente nos proteja), mejores reflejos, etc, etc, etc.
Todo lo descrito es lo que viví/ví en la realidad actual y paralela en nuestro multiuniverso un miércoles como hoy -hoy día. Estoy seguro que has vivido lo mismo, cientos de veces, todos los miércoles… Y eso que no hablamos de los sábados por la noche cuando sales a tomar, cuando vas a un club o discoteca. En esos casos las alternativas de morir aumentan un 99.99999…%. Si aún no has muerto es por ese 0.000001%.
Ah, y teniendo en cuenta que no hablamos de ciudades cuya estadística delictiva es decenas de veces más grave.
Y digo decenas y no cientos de veces, por que Lima es catalogada como la 4ta ciudad más peligrosa.  


Ten un lindo miércoles, come tu hamburguesa y sé feliz. ¿Acaso piensas vivir para siempre?

Felizmente Schrodinger no abrió la caja.